Animales Anfibios

Los anfibios son animales capaces de vivir tanto en el agua como en la tierra. Todo anfibio es de sangre fría y la mayoría se transforma de un juvenil a una forma adulta. Al no poder generar por su cuenta el calor corporal, dependern de la temperatura que hay en su entorno ya que los ayuda a mantenerse calientes o lo necesariamente fríos para la supervivencia. Se estiman 7.400 especies de anfibios, y habitan todos los continentes excepto la Antártida, viviendo en hábitats variados como selvas tropicales, ríos y arroyos, desiertos y ambientes alpinos.

 

anfibios

 

Estos son de notable importancia y beneficiosos de muchas maneras:

♦ Juegan un papel importante en la naturaleza como depredador y presa, manteniendo el delicado equilibrio de ésta.

♦ Comen insectos plagas, beneficiando a la agricultura exitosa en todo el mundo y minimizando la propagación de enfermedades, incluyendo la malaria.

♦ La piel de los anfibios tiene sustancias que los protegen de algunos microbios y virus, ofreciendo posibles curaciones médicas para una variedad de enfermedades humanas, incluyendo el SIDA.

♦ Las ranas han tenido un lugar especial en varias culturas humanas durante siglos, acariciadas como agentes de la vida y buena suerte.

Una tercera parte a la mitad de las aproximadamente siete mil cuatrocientas conocidas del mundo podrían extinguirse en nuestra vida. Esta sería la mayor extinción masiva desde la desaparición de los dinosaurios. Sin especulaciones son considerados canarios en la mina de carbón: se encuentran entre las primeras que se ven afectadas por los factores estresantes del medio ambiente, por lo que cuando muestran descensos en la naturaleza, es una advertencia a otras, incluidos nosotros. Su población declina y señala que los cambios que están ocurriendo en el ambiente, también afectará negativamente a seres humanos.

Mueren en números alarmantes. Se cree que alrededor de 122 especies se desaparecieron desde 1980.

La destrucción del hábitat, las especies invasoras, la contaminación, el calentamiento global y otras influencias humanas amenazan a muchas en todo el reino animal y vegetal. Además de estos desafíos, los Amphibians están siendo atacados por una enfermedad letal que ha causado pérdidas sin precedentes e inesperadas, llamado hongo quitridio. Los afecta rápidamente y en silencio destruye ejemplares enteros cuando se introducen a nuevas poblaciones en la naturaleza. El hongo ahora se ha identificado en asociación con las muertes de estos seres en todos los continentes habitados por los mismos. Esta enfermedad ha diezmado o eliminado varios que no habían sido consideradas en peligro crítico. Sucede tan rápido que desaparecen antes de que nadie se dé cuenta de que están en problemas.

El quitridio es una enfermedad que infecta la piel, un órgano vital a través del cual muchos beben y respiran. Fue descubierto hace una década; docenas de clases de ranas ya han desaparecido por ello. En entornos donde prospera, el hongo puede matar al 80 por ciento de los nativos en cuestión de meses. Actualmente, es imparable e intratable en la naturaleza, incluso en áreas “protegidas”. El quitridio anfibio se cree para haber originado en África. La exportación de ranas africanas con garras (probables portadores resistentes del hongo) en todo el mundo para pruebas de embarazo humano y estudios de laboratorio diseminar esta enfermedad en todo el mundo. Recientemente, los comercios de alimentos y mascotas pueden haber contribuido también al problema. La propagación y los efectos del quitridio pueden ser exacerbados por el cambio climático – las temperaturas más cálidas secan las áreas húmedas donde viven, causando estrés que puede llevar a una mayor susceptibilidad a la enfermedad.

Para los anfíbios, probablemente se subestima el impacto potencial del hongo quitridio en todos lo que forman parte del grupo, y un número significativo que se han descrito, son demasiado raras y muy poco conocidas para evaluar su nivel de peligrosidad.

Si bien hay 2.000 a 3.000 clases amenazadas, muchas sufren amenazas de que tenemos la capacidad de mitigar en la naturaleza, como la destrucción del hábitat y la acumulación excesiva. Está utilizando una herramienta de evaluación de necesidades de conservación de especies y experiencia regional en una serie de talleres en todo el mundo para determinar qué tipo requieren nuestra intervención.